Tortuga Jicotea

Jicotea

Jicotea

(Trachemys scripta)

 

Nombre Científico: Trachemys scripta

Clase: Reptilia

Orden: Quelonios

Nombre común: Tortuga Jicotea

 

Características: En general son carnívoras aunque consumen un alto porcentaje de vegetales, Esta especie es reconocida como de agua dulce.

Hábitat: Esta especie es reconocida como de agua dulce, su hábitat es variado que incluye lagunas, ciénagas, pozos artificiales, áreas inundables de ríos y riberas, y en áreas cubiertas por vegetación acuática como el buchón de agua.

Distribución: Su distribución geográfica comprende las hoyas de los ríos Magdalena y Sinú, hasta el río Rancherías en la guajira y hacia el este en el golfo de Urabá.

Comportamiento: La Jicotea es una especie de hábitos diurnos y nocturnos.

Importancia Ecológica: Controlador de insectos, y sirve de alimento para aves carnívoras al igual que algunos mamíferos

Status: Es sometida al tráfico ilegal, explotada para mascota en ciudades

Reproducción: Se inicia con la época de celo, la cual coincide con las ultimas lluvias, es decir hacia el trimestre final del año, cuando todavía las ciénagas y cuerpos  de agua están llenos.

Durante el cortejo varios machos pueden perseguir incisamente a una hembra, nadando alrededor de ella, cuando la hembra acepta a uno de los machos  se presenta un despliegue que implica empujones y golpeteos suaves de la nariz del macho con la de la hembra, movimiento que hacen repetidas veces. Las montas pueden ser hasta cuatro.

Una vez la hembra esta fertilizada no se deja montar por otro macho y adquiere un comportamiento agresivo, y nadando rápidamente escapan.

Las hicoteas en promedio para la primera postura colocan 7 huevos, mientras que hembras de talla grande, es decir, con un caparazón  de 250 a 280 m.m pueden alcanzar una postura de 25 a 28 huevos. Este  proceso de postura no supera los 60 minutos. Los huevos son de color crema, cáscara blanda y flexible, lo que permite la entrada de oxigeno; los  huevos son colocados en nidos ubicados por las hembras en zonas cercanas al agua, en suelos relativamente duros y arcillosos. La incubación de huevos puede durar entre 65 y 95 días. El proceso de nacimiento de las crías es variable en su duración, puede tomar desde 1 a 5 días.