León Africano

León Africano

León Africano

(Panthera leo)

Image

León Africano

León Africano

(Panthera leo)

León Africano

León Africano

(Panthera leo)

Nombre Científico: Panthera leo

Clase: Mamalia

Orden: Carnívoro

Familia: Felidae

Distribución: Se encontraban por toda África y desde Europa hasta Irán e India. Hacia 1900, los leones se habían extinguido en Siria; en la actualidad, los leones salvajes euroasiáticos se encuentran sólo en el santuario de Gir, en la India. En África, los leones habitan al sur del desierto del Sahara, en particular en el parque nacional del Serengeti, en Tanzania, y en el parque nacional Kruger, en Suráfrica.

Gestación : 100 a 119 días

Longevidad: 15 años en libertad, 24 años en cautiverio

Hábitat: Variado desde las ricas praderas del Este de África hasta las arenas del desierto de Kalahari

Alimentación: Presas de 50 a 500 Kg de peso. Los leones no cazan todos los días

Características: Los leones tienen cuerpos musculosos, largos, con extremidades relativamente cortas y cabezas grandes. El macho alcanza una longitud que oscila entre 1,7 y 2,5 m, sin incluir la cola que mide de 90 cm a 1,05 m de largo; mide 1,23 m a la altura de la cruz y pesa de 150 a 250 kg. La cabeza y el cuello están cubiertos por una melena característica, aunque ésta puede extenderse por los hombros y por el vientre. La melena varía en el color desde el negro al castaño claro; los leones sanos y bien alimentados poseen melenas más largas y espesas. Las hembras son más pequeñas que los machos y, al igual que éstos, el color de su pelaje es castaño claro, aunque carecen de melena. Ambos sexos tienen garras provistas de uñas y mandíbulas fuertes y anchas.

Comportamiento: Los leones son polígamos y la hembra cría cada 18 o 26 meses en estado natural; en cautividad, los leones se reproducen una vez al año. Tras el periodo de gestación de la hembra pare un número de cachorros comprendido entre uno y cuatro, que nacen con un pelaje denso y moteado. en los leones el cuidado de las crías, se confía a las madres y a otras hembras ligadas a éstas por vínculos de parentesco. Esto permite que las crías estén siempre protegidas por algún adulto y que las hembras puedan participar por turnos en las cacerías.

Situación de la Especie: Aunque en muchos países la caza del león está prohibida, la destrucción de su hábitat sigue siendo una amenaza importante para la supervivencia de esta especie.

Estatus: vulnerable